Loading...

Impuestos a las plataformas digitales

Un tema muy sonado, del que pocos conocemos pero todos opinamos: impuestos a las plataformas digitales. Lo que se pretende es que las plataformas digitales retengan el IVA e ISR a los operadores que prestan un servicio de transporte y entrega de productos.

Eventualmente, se pretende darle carácter de ley y aplicación general, no solo enfocada a los prestadores de servicios de transporte e intermediarios que llevan un producto de la tienda, sino a todas las plataformas que prestan un servicio.

El propósito es aumentar la recaudación a través de los pequeños contribuyentes, que son los operadores, de los que no se tiene control sobre ingresos ni pago de impuestos. Luego, ampliarlo, a través de las modificaciones a la Ley del ISR y a la Ley del IVA, a otro tipo de plataformas que estén establecidas en México y que funcionen a través de internet.


En el caso de los servicios de transporte, mediante plataformas digitales, independiente de dónde estén ubicadas, hay una posibilidad clara de saber quién presta el servicio y tiene un ingreso, a diferencia de un taxista convencional del que no hay forma de que esté regularizado más que con un reglamento de tránsito. Es difícil ubicarlo porque hace las transacciones en efectivo. ¿Quién debería pagar impuestos? Ambos.

Los taxistas convencionales pagan derechos que el operador de una plataforma no. Pagan por tener sus placas y permisos, pero son de naturaleza distinta al IVA e ISR. El ingreso tiene que pagarse día con día, el derecho es cuota fija semestral o anual, por lo que no existe proporcionalidad, pero contribuyen de alguna forma al erario público.


Hay que recordar que el IVA y el ISR no son impuestos nuevos o derivados de la actividad. Estos tienen como objetivo ampliar la base gravable, para que más contribuyentes estén obligados a pagar impuestos directa o indirectamente a través de la retención. La finalidad es que todos puedan contribuir al gasto público y pagar en la proporción que corresponde, para estar todos en la misma situación jurídica.

El punto medular para el SAT es tener contribuyentes cautivos, a través de operaciones que realiza día con día. Ser intermediario del servicio y ser intermediario del dinero (como Uber), son dos cosas importantes que se tienen que considerar, lo que ocasiona que estés obligado a retener este impuesto y enterarlo.

Netflix tiene una particularidad: no está en México, no tiene representación, ni oficina. El usuario entra vía internet y accede al servicio. Se pretende que Netflix de manera voluntaria pueda pagar el IVA, ya que al ser residente en el extranjero tributa de manera diferente. Por ser una actividad que causa Impuesto al Valor Agregado se le invita a que venga a pagar el impuesto al servicio que presta.

El tema de las aplicaciones en internet es mundial: ¿en dónde la aplicación debe pagar el impuesto? Si funciona a través de internet, ¿en donde vive el usuario, donde se localiza el servidor, donde se ubica su domicilio fiscal o donde está su cuenta bancaria? Es difícil regularlo, pero en México, se pretende que esas aplicaciones paguen IVA.


Tags: plataformas digitales, internet, erario público, cuenta bancaria, impuestos, Ley del ISR, impuestos

Siguiente

Volver a portada