Loading...

Esquemas reportables

El año pasado se publicó en el Diario Oficial de la Federación la reforma al Código Fiscal de la Federación 2020, que incluye el título VI denominado De la Revelación de Esquemas Reportables, el cual consta de 5 artículos, del 197 al 201. En estos se señalan los sujetos obligados considerados como asesores fiscales, cuáles son los esquemas que se deben reportar, qué información debe incluir el reporte y la declaración que se presente ante el SAT; así como las multas a las que serán acreedores por no reportar dichos esquemas cuando se tiene la obligación, las cuales se encuentran previstas en el capítulo de las infracciones.




El primer cuestionamiento es: ¿qué se entiende por esquema reportable?

El Código Fiscal de la Federación señala que será reportable cualquier esquema (plan, proyecto, propuesta, asesoría, instrucción o recomendación externa o tácita con el objeto de materializar una serie de actos jurídicos), que genere o pueda generar, directa o indirectamente, la obtención de un beneficio fiscal en México y se ubique en alguno de los supuestos previstos en el artículo 199 del Código Fiscal de la Federación:


I. Evite que autoridades extranjeras intercambien información fiscal o financiera con las autoridades mexicanas. VIII. Involucre la transmisión de un activo depreciado, que permita su depreciación por parte relacionada.
II. Evite la aplicación del art. 4-B o del capítulo I, del título VI ambos de la Ley del Impuesto sobre de Renta (ingresos por entidades extranjeras).
IX. Involucre un mecanismo híbrido.
III. Transmisión de pérdidas fiscales pendientes de disminuir a personas distintas de las que las generaron. X. Evite identificación del beneficiario efectivo.
IV. Consista en una serie de pagos interconectados que retornen la totalidad o parte del primer pago a la persona o a alguno de sus socios, accionistas o partes relacionadas. XI. Generar utilidades para amortizar pérdidas fiscales cuyo plazo para amortizar esté por terminar y se realicen operaciones para obtener utilidades.
V. Involucre a un residente en el extranjero que aplique un convenio para evitar la doble imposición suscrito por México, respecto de ingresos que no estén gravados en el país de residencia.

XII. Evite la tasa adicional del 10% por los dividendos distribuidos.
VI. Involucre operaciones en partes relacionadas:
a. Transmitir intangibles difíciles de valorar.
b. Reestructuras empresariales sin contraprestación o que se reduzca en más de 20% la utilidad de la operación.
c. Se enajenen o arrienden bienes y derechos sin contraprestación o se presten servicios o se realicen funciones que no estén remunerados.




XIII. Otorgar en arrendamiento el mismo bien al propio arrendador o a una parte relacionada.

VII. Se evite constituir un establecimiento permanente en México.
XIV. Involucre operaciones cuyos registros contables y fiscales presenten diferencias mayores al 20%, excepto aquellas que deriven de diferencias por depreciaciones.

Con base en lo anterior, para que se actualice la obligación de reportar un esquema deberá reunir dos elementos:


1. Que se ubique la operación en cualquiera de los supuestos antes referidos.
2. Que se obtenga un beneficio fiscal.

El segundo cuestionamiento sería: ¿qué es un beneficio fiscal?

Cualquier reducción, eliminación o diferimiento temporal de una contribución.




Tercer cuestionamiento: ¿quiénes se encuentra obligados a revelar estos esquemas reportables?

Los asesores fiscales, personas físicas o morales que, en el curso ordinario de su actividad realicen actividades de asesoría fiscal y sean responsables o estén involucradas en el diseño, comercialización, organización, implementación o administración de la totalidad de un esquema reportable o quienes ponen a disposición de un tercero un esquema reportable para su implementación.


Cuarto cuestionamiento: ¿cuándo debe revelarse el esquema reportable?

A los 30 días a partir de que el esquema se haya comercializado o se ponga a disposición del contribuyente, y se realizará a través de una declaración informativa.

Asimismo, los asesores fiscales deberán presentar una declaración informativa en el mes de febrero de cada año, con información de los contribuyentes a los que brindaron asesoría para la implementación de esquemas reportables.


Las reglas de carácter general que expida el SAT establecerán los datos que deben contener las declaraciones en comento y la forma de presentarlas.

Una vez presentada la declaración informativa sobre el esquema reportable, se emitirá un número de identificación, el cual deberá señalarse en la declaración anual.



Para el buen cumplimiento de la revelación de esquemas, la autoridad fiscal podrá iniciar facultades de comprobación a los asesores fiscales y, en caso de incumplimiento, podrá determinar multas tanto a los asesores fiscales como a los contribuyentes:


  • Asesores fiscales: desde $15,000.00 hasta $70,000.00, según corresponda a la infracción.
  • Contribuyente: desde $50,000.00 hasta $2,000,000.00, según corresponda a la infracción. En caso de no revelar un esquema cuando tenía la obligación, entre 50% y 75% del beneficio económico obtenido.

Finalmente, es importante recordar que la Revelación de Esquemas Reportables entró en vigor a partir del 1º de enero de 2021, por lo que a partir de este año se tiene la obligación de los asesores fiscales y de los contribuyentes que apliquen un esquema reportable de dar debido cumplimiento a las obligaciones del título VI del Código Fiscal de la Federación.

¿Quieres saber si el proyecto de tu empresa es un esquema reportable?
No dudes en ponerte en contacto con nosotros en info@pdlc.com.mx Los especialistas de pdlc te brindarán de manera personal la asesoría que necesitas, además de apoyarte en la presentación de dicho acuerdo.




Anterior

Siguiente

Volver a portada